Vender dispositivos bloqueados no es legal

Algo que todos los usuarios de dispositivos móviles deseamos es que estos vengan libres de fábrica, o al menos que la misma compañía los libere al terminar el plan contratado. Libre o liberar significa que el dispositivo no esté vinculado permanentemente con una sola compañía, sino que se podrá utilizar con cualquier compañía diferente a la original.

En España la Comisión de Cooperación de Consumo estima que la venta de dispositivos móviles que no estén libres supone una práctica abusiva y sancionable.

En dicho informe se trata de abusiva la práctica que realizan las compañías al vender los dispositivos móviles bloqueados para ser utilizados solamente en la misma compañía en la que fue adquirido.

Según las conclusiones recogidas por el informe se destaca que en el caso de que el cliente, dentro del periodo de permanencia, estando al corriente del abono de la factura y manteniendo el contrato durante el periodo de permanencia acordada, «quiera hacer uso del terminal con una tarjeta de otro operador porque en un momento dado tenga condiciones económicas más ventajosas, el operador no puede negarse a liberar el terminal, limitando los derechos del consumidor si éste está cumpliendo con las obligaciones que contrajo en el momento de contratar».

Asimismo, «en el supuesto de que un usuario haya adquirido un terminal ‘subvencionado’ y haya finalizado el período de permanencia o, en caso de querer resolver el contrato, haya abonado la penalización correspondiente, teniendo en cuenta que por parte del consumidor se ha cumplido con las obligaciones contractuales, y la empresa, conforme a los requisitos que ella misma establece en el contrato, ha recuperado el importe del terminal subvencionado, el operador no puede negarse a liberar el terminal, cobrar al usuario por facilitarle el código para el desbloqueo o dilatar en el tiempo la entrega del código cuando el usuario ya ha cumplido con su parte del contrato».

«Las referidas prácticas constituyen infracciones en materia de consumo sancionables por las autoridades competentes de conformidad con el artículo 49.1 del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios», concluye el informe.

En ese informe se menciona que las compañías no pueden negarse a liberar un dispositivo una vez que se termine el plazo contratado, sin embargo a pesar de que en teoría así debería ser en la práctica no sucede así.

En México esta es una práctica común y los mismos usuarios debemos buscar la manera de liberar nuestro dispositivo, esto hace que tengamos que invertir dinero en este procedimiento o buscar en Google y arriesgarnos a hacerlo nosotros mismos.

Fuente.

vangermx

exBlackBerryFanBoy, HTC&Android user, Campechano aficionado a la tecnología, gadgets y smartphones.

Actualmente tengo un HTC Incredible el cual ha sido víctima de mis pruebas para poder publicar guías, recomendaciones y sugerencias en Mi Próximo Móvil.

Related Articles

Deja un comentario

Contacto y Contenido Patrocinado

Somos una empresa dedicada enteramente al mundo de los Moviles.

Leer más
Google lanza Android Design, guía de estilo para los desarrolladores

Google está tratando de unificar la apariencia de aplicaciones para su sistema operativo Android con el lanzamiento de Ice Cream...

Cerrar