Revisión al Google Nexus 4

Desde Andro4All llega esta completa revisión a uno de los dispositivos que está siendo el objeto del deseo de muchos.

En esta revisión no se manejan calificaciones numéricas, tablas o benchmarks, sino la experiencia de un usuario que ha tenido un Nexus 4 como dispositivo principal durante varios días.

Habréis visto muchas reviews del Google Nexus 4, hands-on, unboxings… ¿pero cuantas hablando de como es el terminal realmente? Voy a intentar transmitiros mi valoración personal de estas dos semanas con el Google Nexus 4. Nada de cifras que no dicen nada. ¿Es el Nexus 4 tan fiero como lo pintan? ¿Es una compra de la que te arrepientes? Vamos a valorar lo que mas y menos me ha gustado del teléfono estrella de Google. Y como no, compararlo con el que ha sido su antecesor, el Samsung Galaxy Nexus.

Antes de nada, entremos en contexto. Hace un par de semanas era un satisfecho poseedor del Galaxy Nexus y decidí que el Nexus 4 se me antojaba mucho mas apetecible. Tras las primeras impresiones de nuestro compañero José Antonio Carmona, es la hora de que tras una semana os comentemos si realmente el teléfono ha sobrevivido a todo el hype que se ha generado en torno a él. Podéis ver este artículo como una mezcla entre la opinión y una comparativa con el Samsung Galaxy Nexus. Y no va de números sobre el papel, sino sobre comportamientos, subjetividad y del día a día.

Por fuera
Yo diría que el Google Nexus 4 es un teléfono Android que se siente completamente diferente a cualquier otro que he tenido en las manos hasta la fecha. Y como desarrollador Android y editor de Andro4all os puedo asegurar que he tenido muchísimos en ellas. No es mucho mas pesado que el Samsung Galaxy Nexus; pero el peso está distribuido mas uniformemente que el de Samsung, que se encuentra en la zona mas baja, dando la impresión de tener un duro bloque de cristal en la mano, aunque la realidad está en que son solo 4 gr. mas.

Una cosa de la que se ha hecho mucho eco la prensa y los blogs especializados es su tacto. Es absolutamente suave lo toques por donde lo toques, ya sea por la trasera de cristal como el borde de goma. El cristal de la pantalla está bordeado de un suave borde curvo, que hace que tu dedo se deslize de un lado a otro de la pantalla de manera muy cómoda. Esto es especialmente importante al utilizar los widgets de la pantalla de bloqueo, de los que hablaremos un poco mas tarde. Me he dado cuenta, que el cristal de la pantalla además está hecho o tratado de manera que tiene muchísima menos fricción que por ejemplo, el anterior Nexus, haciendo que tu dedo se deslice por la pantalla sin ningún tipo de dificultad.

Es posible que lo que os voy a contar pueda venir por el tiempo y el uso; pero da la impresion que el tratamiento oleofóbico del Nexus 4 es mejor que el del Galaxy. Se dejan menos huellas y las que se quedan, se van rápidamente con un paño.

La trasera, igualmente de cristal, como ya sabéis, es completamente negra al mirarla de frente (nunca me gustó el “gunmetal gray” del Galaxy Nexus) y al rotarla ligeramente se ve el holograma que LG ha introducido por detrás. Lo que si se puede ver todo el rato es la palabra “nexus” y el logo de LG, demostrando que Google ha hecho de su niño favorito toda una marca con fuerza.

Hablando un poco mas del cristal, deberéis tener mucho cuidado. En superficies planas, el teléfono resbala con facilidad extrema en algunas superficies lisas inclinadas, lo que ha provocado el primer golpe al Nexus, sin daño, por suerte.

Otra cosa que no me ha gustado en exceso es que el LED del terminal es ligeramente mas tímido que en el Galaxy Nexus y brilla ligeramente menos. Sigue siendo un LED multicolor aunque como siempre, Google no permite cambiar los colores por defecto, y son muy pocas las aplicaciones que permiten personalizar la notificacion.

En líneas generales el teléfono se siente mucho mas robusto que el Galaxy Nexus y sin duda posee su propia personalidad, al igual que el Galaxy. No estamos hablando de un teléfono genérico como tantos otros.

Por dentro
Hablemos de lo que no se ve a simple vista. En ocasiones he visto al Samsung Galaxy Nexus tironear, esforzarse con el autocorrector y la pantalla de selección de los widgets. Al Google Nexus 4 todavía le tengo que ver ralentizandose en alguna situación. Esa suavidad de la que hablabamos que tiene por fuera, hoy por hoy la tiene por dentro. Y recordad que cuando introduces la cuenta de Google inmediatamente se sincronizan todas tus aplicaciones, asi que mas o menos tengo la misma cantidad de aplicaciones y basura que tenía el anterior.

Esto nos hace llegar a uno de los puntos mas polémicos que tiene el Nexus 4. El rendimiento. Como ya he dicho, se comporta estupendamente en el uso normal. Descargando del Google Play en ningún momento pierde capacidad de respuesta y en los juegos consigue una fluidez correcta. En los benchmarks que le he pasado consigue una puntuación de 18.000 en Antutu y de 4.600 en Quadrant (¡no lo voy a meter en la nevera!) pero sabemos que plataformas similares (el Optimus G) es capaz de dar aproximadamente 19.000 puntos en Antutu y 7000 en Quadrant. Aun así sigue estando por encima del HTC One X y le saca una buena diferencia al Transformer Prime.

Esa diferencia que se aprecia en comparación con el Optimus G es probable que se solucione en futuras actualizaciones del sistema. Para los inconformistas que quieran jugar al “yo la tengo mas grande” en los benchmarks pueden optar por ese terminal o el Galaxy S III al doble de precio cuando lo crean conveniente.

Hablar de la pantalla es hablar de una de las pantallas con mejor resolución que se pueden ver hoy en día. Es difícil ver un píxel en la pantalla por no decir imposible. En comparación con la AMOLED del Galaxy Nexus, que aunque también era muy difícil, el pentile jugaba alguna mala pasada con los blancos, produciendo un efecto extraño que poniendo uno al lado del otro se hace muy notable. En cambio, los colores del Nexus 4 aparecen mucho mas apagados que en la AMOLED HD del Galaxy Nexus. Muchos dicen que es que las pantallas con esa tecnología tienen los colores excesivamente saturados; pero si tuviera que elegir, me quedaría con los colores mas vivos.

Un punto que he apreciado muy flojo es el altavoz frontal en las llamadas. Un problema que ha sido reportado en algunos terminales y al que os enfrentaréis es a un continuo ruido eléctrico cuando estéis en una conversación. No se si existirá alguna manera de mitigar este problema aparte de no abusar con el volumen; pero es un detalle molesto que os encontraréis sobre todo si llamáis mucho. En cambio el trasero no se puede decir nada malo sobre él. No me parece ni especialmente bueno ni malo. El sonido es claro y del nivel de su antecesor. Ojo con tenerlo en superficies planas ya que al no poseer la curvatura del Galaxy, es posible que el sonido se vea ahogado por la superficie.

Si bien la prensa especializada ha criticado la batería del Nexus 4, yo en el día a día he notado un incremento notable de la batería, me atrevería a decir de hasta como mínimo del 30% frente al Galaxy Nexus, contando con que ésta ya tiene un año encima; aunque debo de admitir que nunca estuve muy satisfecho con la del Galaxy.

El vibrador es mucho mas “grave” en este Nexus 4 que en el Galaxy Nexus y se hace notar mucho mas cuando recibes notificaciones o llamadas.

No podría hacer una valoración de peso sobre la cámara ya que me considero un auténtico negado de la fotografía. Pero desde luego, la mejora es notable frente a la del Nexus de Samsung, ya que el N4 me permite hacer fotos que no me salen movidas (tengo el pulso de una abuela) y de calidad razonable.

Conclusiones
Ir por ahí diciendo que el Nexus 4 es el terminal perfecto, sería engañar a mucha gente. Pero sin duda sigue siendo un terminal a valorar. En mi opinión no es mejor que el Galaxy S3, o el HTC One X+. La clave es que su coste, unido al soporte de Google, provoca que la balanza se desequilibre a favor del Nexus 4 aún mas si cabe. Todo esto unido, por supuesto, si lo podéis encontrar en el Play Store.

Muchos ven la mano negra de LG estropeando sus Nexus antes de tiempo, y debo decir que después de haber tenido tres de ellos y haber conocido el cuarto os tengo que decir que prácticamente todos los Nexus tienen alguna cosa un poco fea de fábrica, para muestra un botón:

  • HTC Nexus One: Panel táctil de “un punto y medio” de presión
  • Samsung Nexus S: Botón de encendido de calidad lamentable
  • Samsung Galaxy Nexus: Botones de volumen “locos”
  • Google Nexus 4: Procesador que baja demasiado pronto su velocidad

Casi siempre Google ha terminado apaciguando estos problemas a través de parches software. Me remito a Froyo en su versión 2.2.1, Gingerbread 2.3.6 o Ice Cream Sandwich 4.0.4.

¿Debéis comprar el Nexus 4?
Si estás pensando en comprar un Android por cualquier motivo, salvo que quieras un modelo en concreto, en mi opinión estarás tirando el dinero. En las operadoras te van a clavar mas por un teléfono de iguales características o inferior.

Si tienes un Galaxy Nexus, es posible sacar unos 200€ por él todavía y dar el salto a la siguiente generación; pero realmente no es necesario. El Galaxy Nexus es un veterano que aún tiene por delante dos años, al menos, de soporte por parte de Google y lleva tecnología al último grito.

Si tienes un Galaxy S3, HTC One X+, etc… realmente el Nexus no te va a ofrecer nada que no te ofrezcan éstos, salvo actualizaciones puntuales de manera inmediata. Mi consejo sería que os esperéis al Nexus del próximo año si queréis dar el salto.

Fuente.

vangermx

exBlackBerryFanBoy, HTC&Android user, Campechano aficionado a la tecnología, gadgets y smartphones.

Actualmente tengo un HTC Incredible el cual ha sido víctima de mis pruebas para poder publicar guías, recomendaciones y sugerencias en Mi Próximo Móvil.

Related Articles

Deja un comentario

Contacto y Contenido Patrocinado

Somos una empresa dedicada enteramente al mundo de los Moviles.

Leer más
Farm-Heroes-Saga descargar
Farm Heroes Saga, cosecha hortalizas y derrota al zorro

No puedo imaginarme que hubiese pasado si King nunca hubiese lanzado Candy Crush Saga, seguramente no existirían miles de juegos...

Cerrar